Dos runners colisionan en el pozo norte a gran velocidad y se fusionan en uno solo

“Eso les pasa por no usar camisetas fosforitas” “Antes eran Juan y Paco, ahora le llamamos Jaco.”

Dos corredores aficionados, o “runners” como son conocidos en los círculos modernistas, colisionaron ayer al anochecer a gran velocidad en las pistas deportivas del pozo norte mientras entrenaban.

Testigos presenciales afirman que ambos circulaban a gran velocidad por la pista de tierra en sentidos opuestos, y que no pudieron verse debido en gran parte a la velocidad que llevaban y por otra parte por no usar las muy necesarias ropas de colores chillones tan características de esta actividad.

Expertos consultados por este medio destacan la enorme energía necesaria para producir una recombinación de ADN por impacto. “No es habitual presenciar este tipo de velocidades a escala macroscópica, ya que normalmente irían asociados a eventos destructivos a gran escala y a liberaciones de energía tan brutales que podrían destruir el planeta. Muy probablemente la densidad arbórea, la contaminación y la máquina ferroviaria de la Gorda hayan actuado como limitadores de la reacción en cadena“.

Los dos implicados son Juan Ortíz y Paco Colomer, ambos naturales de Puertollano aunque el padre de Colomer nació en Casteldefells.

El ser resultante de esta recombinación posee cuatro piernas y cuatro brazos, aunque misteriosamente un único cerebro, y ha sido rebautizado como Jaco por sus amigos. “Es un cachondo, nos lo pasamos genial con en en los bares, aunque solo bebe aquarius naranja“.

Joaquín Ramos-Fuchs, doctor en física nuclear por la UNED incluso duda de la veracidad de la noticia “¿Estáis de cachondeo o que? no me llameis más para estas mierdas por favor” ha declarado al ser preguntado al respecto.

Sé el primero en comentar

Y tú, ¿qué opinas sobre este tema?