Vecina del abulagar bate el récord en llenar botellas en la fuente agria

El truco está en ponerse en el que mira a Valero, porque sale más.

Margarita Peco se ha convertido desde hoy en la primera puertollanera en aparecer en el libro Guinness de los Récords, particularmente en la categoría de llenados de botella en manantiales ferruginosos. Esta ama de casa de 57 años lleva llenando botellas desde hace más de 30 “antes se encargaba mi hermano Paco, pero le dio ciática y me dijo que si quería beber agua agria que ya sabía lo que tenía que hacer, y en mi casa no nos quita otra cosa la sed…“.

La gesta de Margarita ha consistido en llenar más de 350 botellas de fanta de naranja en solo una mañana: “Uso botellas de naranja porque se disimula más el óxido y no te llaman las vecinas guarra” declaró la señora Peco ante las preguntas de los periodistas.

El anterior récord estaba en poder de Eloy Fontanosa, que llenó en 1997 cerca de 212 botellas de Font-Vella en la fuente de las Tiñosas.

Encuestada por la preparación física y mental para acometer tal reto, Margarita confiesa que “Hay que doblar mucho el lomo, pero no las rodillas como me dijo el médico. Se nota que ese no ha venido a llenar ni en el caño de beber. Además hay que ponerse en el que mira a Valero, porque sale mucha más agua y cunde mucho más, y sobre todo dominar mucho el timing del enjuague. Hay que estar muy atento para que no se te abra el chorro, que te puedes tirar media hora con el chorro abierto y no llenarse ni una gota la botella“.

Tras el éxito inicial, Peco asegura que no se le subirá la fama a la cabeza, y se prepara para batir su propio récord el año que viene. “Seguiré bebiendo agua agria, aunque salga con menos fuerza“.

Sé el primero en comentar

Y tú, ¿qué opinas sobre este tema?